Inicio / Materiales y cuidados / ¿Cada cuánto hay que cambiarse el pijama?

¿Cada cuánto hay que cambiarse el pijama?

¿Cada cuánto hay que cambiarse el pijama?

¿Puede haber algo más placentero que llegar a casa y ponerse el pijama? Esta prenda se ha convertido en símbolo de comodidad y ha dejado de ser exclusiva para dormir. Nos ayuda a estar cómodos en casa, tanto dentro como fuera de la cama. Además, es mucho más higiénico y protege nuestras sábanas y colchones de manchas. Ahora bien, con el uso que le damos, ¿cada cuánto hay que echar a lavar un pijama? Descúbrelo para seguir disfrutando de las muchas ventajas de usarlo.

¿Cada cuánto hay que echar a lavar un pijama?

La empresa de colchones Ergoflex abordó este tema en una encuesta para saber con qué frecuencia hombres y mujeres metían su pijama en la lavadora. La encuesta lanzó datos de 14 días para los hombres y hasta 17 días para las mujeres.

Los especialistas de la salud explican que usar tanto tiempo la ropa de cama puede provocar infecciones, cistitis y alteraciones en la dermis. Hay que entender que el pijama es una prenda que está en contacto directo con nuestra piel, y esta expulsa células que contienen microorganismos.

Al parecer, la razón que dieron las mujeres es que alternan las piezas de arriba, por lo que no recuerdan la frecuencia con la que lo lavan. Los hombres, por su parte, afirman que no tienen demasiados pijamas entre los que elegir a la hora de dormir.

El problema que surge al actuar de este modo es que, cuando los microbios o bacterias viven durante dos semanas o más en una prenda, difícilmente se irán con un solo lavado. Por ello, la recomendación para lavar el pijama es hacerlo cada tres o cuatro días; una semana como mucho. Pero ¿cómo incluir esta práctica en nuestra logística cotidiana?

  •     Tener más de un pijama. Cuando tienes varios para ponerte, no te dará pereza cambiarlos y echar a lavar el que llevas, porque sabes que estarás cubierto durante unos días. Se recomienda tener un mínimo de tres pijamas.
  •     Disponer de pijamas de distintos tejidos que se puedan alternar dependiendo de la época. Así siempre tendrás el más adecuado a la estación, y en el momento en que quieras lavar alguno, puedes hacer cambio de tejido basándote en la temperatura del momento.
  •     Anotar cuándo te lo pones. Si tu memoria no es uno de tus puntos fuertes, probablemente necesites anotar la fecha en la que te pusiste el pijama limpio, y un recordatorio para cambiarlo en el móvil.

También hay que pensar que, cuanto más lo uses, con más frecuencia tendrás que lavarlo. Por ejemplo, si te pones el pijama para estar en casa o teletrabajar, es normal que debas lavarlo más a menudo, tras un par de días, por ejemplo. También será el caso si sufres algún tipo de afección en la piel.

Cambiarse el pijama

Consecuencias de tardar mucho en lavar tu pijama

Cuando tardamos mucho tiempo en lavar el pijama, pueden surgir problemas en la piel relacionados con la higiene. Algunos de estos problemas también tienen que ver con el hábito de no usar ropa interior. Estas son algunas de las consecuencias más frecuentes:

  • Irritación de la piel.
  • Problemas cutáneos como dermatitis atópica.
  • Tinea cruris o tiña inguinal, que es una infección que nos puede provocar la ropa que no está limpia, es demasiado ajustada o está mojada.
  • Infecciones provocadas por la proliferación de bacterias como estafilococo o escherichia coli.
  • Foliculitis o inflamación de los folículos pilosos.
  • Episodios de alergia para personas alérgicas a los ácaros.
  • Cistitis.

Ahora que ya sabes cada cuánto hay que echar a lavar un pijama, no lo dudes y pon la lavadora con el fin de evitar las consecuencias que tiene para tu piel no hacerlo con la regularidad recomendada. Y si tu excusa es no tener suficientes pijamas, echa un ojo a la tienda de pijamas para hombre de Abanderado.

Instagram
Instagram
Instagram

Adelántate a las rebajas con los descuentos TOP

Adelántate a las rebajas con los descuentos TOP

Descúbrelos aquí