Inicio / Materiales y cuidados / ¿Cómo evitar que la ropa se encoja?

¿Cómo evitar que la ropa se encoja?

¿Cómo evitar que la ropa se encoja?

Todos hemos pasado por la frustración de sacar una prenda favorita de la lavadora o secadora y descubrir que se ha encogido. La ropa encogida no solo es un inconveniente, sino que también puede representar una pérdida de dinero si la prenda ya no se puede usar. Por eso, es fundamental saber cómo cuidar adecuadamente nuestra ropa para prolongar su vida útil. Hoy te contaremos todo sobre por qué ocurre esto y te daremos cinco trucos efectivos para evitar que la ropa se encoja.

¿Por qué la ropa se encoge en la lavadora o en la secadora?

Entender por qué la ropa se encoge es el primer paso para prevenirlo. Aquí te explicamos las principales razones para que puedas tenerlas en cuenta y evitarlas en los procesos de lavado y secado de tus prendas.

Fibras

Algunas fibras naturales, como el algodón y la lana, son más propensas a encogerse que otras. Cuando estas fibras entran en contacto con el calor o la humedad, se juntan, haciendo que la tela se encoja. El algodón, aunque en un nivel menos dramático, también puede encogerse notablemente debido a su naturaleza absorbente.

Exceso de humedad

Las fibras naturales como el algodón, el lino y la seda pueden sufrir de algo llamado “encogimiento por relajación”. Esto ocurre cuando las fibras absorbentes son expuestas al agua, lo que causa que se hinchen y encogen el tamaño de la prenda. Es un proceso natural de las fibras que vuelve a su forma original más pequeña después del contacto con la humedad.

Calor y agitación

La combinación de agua caliente y la agitación que generan los electrodomésticos consolida el encogimiento. Durante el lavado y secado, estas condiciones causan que las fibras, que se entrelazan de manera apretada y se estiran durante su fabricación, liberen esta tensión y vuelvan a su forma natural: más pequeña y más corta.

como evitar que la ropa se encoja

Cómo evitar que la ropa se encoja: 5 trucos a tener en cuenta

Para mantener tu ropa en perfecto estado y evitar el encogimiento, es fundamental seguir ciertos consejos prácticos durante el lavado y secado. Te presentamos cinco trucos efectivos para preservar el tamaño y la forma de tus prendas favoritas.

Presta atención a las etiquetas de lavado de la ropa

Los símbolos de lavado de las etiquetas son una guía esencial para cuidar nuestras prendas. Estas etiquetas indican la temperatura máxima a la que se debe lavar la prenda, si se puede secar a máquina y otros cuidados específicos. Seguir estas instrucciones es el primer paso para evitar que la ropa se encoja.

Ten en cuenta el tipo de prenda que vas a lavar

No todas las prendas se deben lavar de la misma manera. La ropa interior, especialmente si es de materiales delicados como el algodón o microfibras, requiere un cuidado especial. Lavar estas prendas en un ciclo delicado y en una bolsa de lavandería puede ayudar a protegerlas y evitar que se encojan.

En otro de nuestros artículos te dejábamos consejos específicos para saber cómo lavar la ropa interior de Abanderado y así conseguir que se mantenga en perfectas condiciones por mucho más tiempo.

Utiliza agua fría y programas de lavado adecuados

El agua fría es mucho menos agresiva para las fibras naturales que el agua caliente. Utilizar programas de lavado en frío reduce el riesgo de encogimiento. Además, estos programas suelen ser más suaves, lo que ayuda a mantener la forma y el tamaño original de las prendas.

Evitar los ciclos de lavado intensos, las centrifugaciones muy rápidas y el secado a alta temperatura

Los ciclos de lavado intensos y las centrifugaciones muy rápidas pueden causar un desgaste innecesario en las fibras de la ropa, contribuyendo al encogimiento. Opta por ciclos más suaves y evita el secado a alta temperatura. La alta temperatura en la secadora es uno de los mayores culpables del encogimiento de la ropa.

Evita la secadora, mejor seca la ropa a baja temperatura o al aire

Siempre que sea posible, evita la secadora. Secar la ropa al aire es mucho más seguro para las fibras y ayuda a mantener el tamaño original de las prendas. Si necesitas usar la secadora, utiliza una temperatura baja y retira las prendas aún ligeramente húmedas para terminar de secarlas al aire.

como evitar que la ropa se encoja

¿Cómo recuperar la ropa si se ha encogido en la lavadora o secadora?

Si tu ropa ya se ha encogido, no todo está perdido. Existen formas de intentar recuperar su tamaño original. Es importante no optar por estirar la prenda tal cual sale de la lavadora o secadora, ya que esto solo romperá las fibras del tejido. Aquí te presentamos algunas técnicas para recuperar la ropa encogida.

Champú para bebés y suavizante

Este truco consiste en llenar un recipiente con agua tibia y añadir un poco de champú para bebés o suavizante para ropa. Sumerge la prenda encogida y déjala en remojo durante unos 30 minutos. Luego, sin enjuagar, estira suavemente la prenda mientras aún está mojada. El champú y el suavizante ayudarán a relajar las fibras, facilitando su estiramiento.

Bicarbonato y vinagre

Para este método, mezcla una solución de bicarbonato de sodio con agua tibia en un recipiente. Sumerge la prenda encogida en la solución y déjala reposar durante unos 30 minutos. Después, enjuaga con una mezcla de agua y vinagre blanco. El bicarbonato ayuda a aflojar las fibras, mientras que el vinagre actúa como un suavizante natural.

Vinagre y mascarilla para el pelo

Mezcla vinagre blanco con agua y añade una pequeña cantidad de mascarilla para el pelo. Sumerge la prenda encogida en esta mezcla y déjala reposar durante 30 minutos. La mascarilla para el pelo ayudará a suavizar las fibras de la prenda, haciéndola más fácil de estirar de nuevo a su tamaño original. Después del remojo, estira suavemente la prenda y déjala secar al aire.

En resumen, evitar que la ropa se encoja es cuestión de prestar atención a los detalles: sigue las instrucciones de lavado de las etiquetas, presta atención a la temperatura del agua, opta por programas de lavado suaves y evita la secadora siempre que sea posible. Si una prenda ya se ha encogido, hay métodos que pueden ayudarte a recuperar su tamaño original sin dañar las fibras. Con estos consejos, podrás disfrutar de tus prendas delicadas favoritas durante mucho más tiempo.

Instagram
Instagram
Instagram