Inicio / Materiales y cuidados / ¿Cómo doblar calzoncillos? 3 maneras de hacerlo

¿Cómo doblar calzoncillos? 3 maneras de hacerlo

¿Cómo doblar calzoncillos? 3 maneras de hacerlo

Saber cómo doblar calzoncillos puede ser muy útil a la hora de viajar o de mantener una correcta organización en tu casa. En una maleta ahorrarás espacio y podrás llevarte otras cosas que necesites para tu viaje. En el caso de tu hogar, ya no volverás a tener que luchar con el cajón para que este se cierre. 

En contra de lo que puedas pensar, existen diferentes métodos para doblar esta prenda interior, tan solo tienes que encontrar el más adecuado para ti. A continuación te explicamos todo lo que necesitas saber para doblar tus calzoncillos como un auténtico profesional.

3 técnicas que debes conocer sobre cómo doblar calzoncillos

Decir que el orden da paz puede parecer una afirmación un poco exagerada, pero realmente no lo es. A la necesidad generalizada de orden, sobre todo ahora que estamos tanto tiempo en casa, responden el nacimiento de programas de televisión, consejos y auténticos gurús internacionales.

Piénsalo, ¿te molesta no encontrar el calzoncillo que buscas porque están todos mezclados? ¿Odias coger uno y encontrarlo lleno de arrugas? ¿A veces tienes que guardar los calzoncillos en otro cajón, o dejarlos fuera, por falta de espacio?

Si has respondido a alguna de estas preguntas “sí”, significa que el cajón de tus calzoncillos necesita una reforma urgente. Y eso, aunque todavía no lo sabes, puede cambiar tu vida.

Doblar calzoncillos de forma cuadrada

Esta es una de las formas de doblado que mayor sensación de orden te proporcionará. Atento a los siguientes pasos para saber cómo doblar calzoncillos de forma cuadrada:

  • Coloca el calzoncillo sobre una superficie lisa con el elástico hacia el frente, alejado de ti.
  • Dobla la parte inferior hacia arriba, sin que toque la banda elástica.
  • Haz lo mismo con la parte superior, colocando el elástico hacia abajo.
  • Coloca el pliegue inferior bajo la cintura.

Al doblarlos de este modo, puedes optar por el almacenamiento vertical en cajones o estantes. Notarás que el ahorro de espacio es mucho mayor que con otro tipo de doblado.

Doblar calzoncillos enrollados

Aunque esta forma de doblado pueda parecerte un poco caótica, resulta muy útil para hacer la maleta, ya que te permitirá ahorrar mucho espacio. También la puedes poner en práctica en tu hogar, de manera que puedas aprovechar al máximo el poco espacio disponible. Enrollar calzoncillos como forma de doblado es muy sencillo y podrás hacerlo de forma casi automática con estos sencillos pasos:

  • Dobla por la mitad la prenda, siguiendo la línea horizontal.
  • Enróllalo, formando un tubo, de un extremo a otro.

Ya ves, únicamente vas a necesitar un par de minutos para tener un equipaje en el que encontrar todo con mucha facilidad, o para optimizar tus espacios de almacenamiento. Sin embargo, no te recomendamos este métodos si eres un enemigo de las arrugas.

Doblar calzoncillos con el método del bolsillito

Si tu preocupación va más allá del ahorro de espacio para guardar ropa interior y se orienta más a conseguir unos calzoncillos planchados, esta es la forma de doblado que más te conviene.

Aprende a doblar calzoncillos con el método del bolsillito para tener tu ropa interior siempre lisa y perfecta para usar. No se trata de un método rápido de doblado, pero los resultados son muy satisfactorios si quieres prescindir de la plancha. Además, este método también te permite optar por el almacenamiento vertical, conservando esa forma que tanto te gusta sin que se desdoblen.

Practica unas cuantas veces estos pasos y enseguida lo harás sin darte cuenta:

  • Aplana la ropa interior sobre una mesa o una tabla de planchar. Estira la prenda con la mano eliminando cualquier arruga.
  • En primer lugar, dobla la parte izquierda hasta la mitad de la prenda, justo entre la división de los dos lados. Recuerda volver a alisar el calzoncillo cada vez que realizas una nueva doblez.
  • A continuación, lleva la parte derecha hacia el centro, de tal forma que quede superpuesta sobre la izquierda. Y procura siempre que los bordes queden formando una línea recta.
  • Dobla la parte del medio hasta la mitad. Intenta que no se mueva la prenda y vuelve a alisar el tejido.
  • Lleva la otra mitad del calzoncillo hacia el centro, al tiempo que mantienes  la bragueta abierta con la otra mano. Por último introduce esa parte en la bragueta, de tal forma que esta forme la línea inferior del calzoncillo. Presiona la ropa interior, alisándola al máximo y ya podrás guardarla con total comodidad.

Estas son tres formas de vencer en la batalla del orden y del planchado de tu ropa interior. Solo tienes que aplicar nuestros consejos sobre cómo doblar calzoncillos formando un cuadrado, enrollados o con el método del bolsillito. Tus maletas y cajones lo agradecerán.

Instagram
Instagram
Instagram