Inicio / Materiales y cuidados / Cómo lavar la ropa de algodón y otros cuidados para tus prendas

Cómo lavar la ropa de algodón y otros cuidados para tus prendas

Cómo lavar la ropa de algodón y otros cuidados para tus prendas

Aunque el algodón es uno de los materiales más versátiles y resistentes que existen, saber cómo lavar la ropa de algodón de la manera correcta es imprescindible para sacar el máximo partido a este tejido. No han sido pocas las veces que distintas prendas se han encogido, agujereado o dado de sí por no haberlas lavado a la temperatura y con los productos adecuados. ¿Te gustaría saber qué pasos seguir para que tus prendas de algodón no se estropeen?

¿Sabes cómo lavar la ropa de algodón?

Muchos años haciendo coladas no son garantía absoluta de tratar correctamente los tejidos. Es por ello que debemos atender a los cuidados especificados en las etiquetas de las prendas, para asegurarnos de que tratamos un tejido correctamente. De ahí que sea tan importante leer lo que esta dice antes de lavar, secar o planchar una prenda. Entonces, ¿cómo lavar la ropa de algodón?

  • Si son de color, mejor solas. El algodón tiene la peculiaridad de que destiñe cuando lleva un tinte de color. Lo mejor es separar las prendas en tres grupos: colores vivos, colores oscuros y blanco. Lavaremos cada grupo por separado. Aunque es una recomendación particular para el primer lavado tras comprar la prenda, muchos profesionales y fabricantes prefieren que se haga siempre de este modo para mantener la vivacidad de los colores.
  • La temperatura del agua no debe ser muy elevada. El algodón, aunque es un material resistente, no se lleva bien con las altas temperaturas. Estas no solo pueden hacer que las prendas destiñan, sino que, además, puede debilitar el tejido de modo que se agujeree, se rasgue o se encoja. No hay muchos tejidos que soporten las elevadas temperaturas. Si no quieres pasar un mal trago pensando que has engordado, es mejor que laves siempre las prendas de algodón con agua fría.
  • Elección de programa de lavadora delicado. Los programas delicados de la lavadora tratan las prendas con suavidad y durante menos tiempo que los programas normales. Esto permitirá que tu ropa de algodón dure más tiempo en buen estado.
  • Utilizar almidón tras algunos lavados. El almidón es un protector excelente que permite que la ropa dure mucho más tiempo, especialmente la de algodón. No es necesario que se aplique almidón tras cada lavado, sino algunas veces al año.
  • Si no es algodón 100 %, tener en cuenta el otro componente. Al igual que el algodón, cada tejido requiere cuidados diferentes. En ocasiones se realizan piezas de ropa que combinan algodón con poliéster, lycra o lana. Es por ello que, en estos casos, es mucho más importante aún leer las etiquetas para conocer el tratamiento de cada tejido y poder hacer un lavado adecuado para ambos. 

cómo lavar ropa de algodón

¿Y el secado y planchado? Trucos para hacerlo correctamente

Seguro que te ha quedado muy claro cómo lavar la ropa de algodón, pero ¿y después? Es posible que tengas muchas prendas que no necesitan planchado, pero las que lo necesitan también deben ser tratadas de forma adecuada. Sigue estos pasos:

  • Planchado con la prenda húmeda o usar vaporizador. El algodón es un tejido que absorbe el calor y tiende a encogerse. Aplicar agua en el planchado te permitirá darle la forma deseada, evitará que se encoja y, además, terminará de planchar mucho antes. Si tu plancha no tiene vaporizador, aplica el agua con spray. Lo más recomendable es usar agua destilada y, si eliges una con olor, mucho mejor, ya que así la ropa olerá muy bien.
  • Evitar la secadora o utilizarla con un ciclo mínimo. Aunque es importante saber cómo lavar la ropa de algodón, no lo es menos saber cómo secarla. Lo mejor es hacerlo al aire libre, poniendo las pinzas en diagonal por los lados para evitar marcas. Sin embargo, si vives en una zona en la que el sol brilla por su ausencia, tal vez necesites usar la secadora. Recuerda que este tejido tiende a encogerse, pero si usas el menor ciclo y sin muchas revoluciones, puedes secar tu ropa interior de algodón u otras prendas sin mayores inconvenientes. 
  • No secar directamente al sol, ya que se debilitan las fibras. El sol es uno de los grandes enemigos de la ropa, pero especialmente de las prendas de algodón. Si decides hacer el secado de tu colada de este tejido en el exterior, asegúrate de que no le dé el sol directamente. Tiende en una zona en la que reciba el calor pero no los rayos directos. El calor extremo del sol debilita las fibras y perjudica cualquier prenda de ropa de algodón. 

En conclusión, con estas claves ya sabes no solo cómo lavar la ropa de algodón, sino cómo secarla y plancharla. Recuerda evitar altas temperaturas, largos centrifugados y detergentes fuertes. Por otro lado, mejor si planchas la prenda mojada y la tiendes al aire libre, pero sin que le dé el sol directamente. 

Instagram